Bienvenidos a agua escondida

La comunidad de Santa Cruz Agua escondida se encuentra a 4.9 km de Izúcar de Matamoros, cuenta con una población aproximada de 900 habitantes y está a una altitud de 1258 msnm. Las principales actividades económicas son la agricultura y la ganadería de traspatio. Hace poco más de 20 años se desarrolló un proyecto ganadero de gran relevancia para la comunidad. Que fue la construcción y puesta en marcha de una granja de cerdos que impulsó la generación de empleo en la comunidad.

HISTORIA

La comunidad de Santa Cruz Agua escondida se encuentra a 4.9 km de Izúcar de Matamoros, cuenta con una población aproximada de 900 habitantes y se ubica a una altitud de 1258 msnm. Las principales actividades económicas son la agricultura y la ganadería de traspatio. Hace poco más de 20 años se desarrolló un proyecto ganadero de gran relevancia para la comunidad. Que fue la construcción y puesta en marcha de una granja de cerdos que impulsó la generación de empleo en la comunidad. Historia Durante la administración del presidente Miguel de la Madrid (1982-1988) se impulsaron diversos proyectos de desarrollo con el objetivo de promover un mecanismo contribuyente a la resolución de la problemática del campo mexicano favoreciendo su capitalización y visión empresarial. Bajo este sistema de financiamiento varias organizaciones de ejidatarios fueron convocadas para conocer la propuesta y aceptaron el apoyo para la construcción de una granja porcina en diferentes comunidades, entre ellas: Agua Escondida, Abelardo L. Rodríguez, San Carlos, Tepapayeca, Tlapetlahuaya, San Juan Vallarta, Casa Blanca y Miacatlán. El diseño de las granjas estaba adecuadamente distribuido para atender cada una de las etapas de desarrollo de los cerdos. Contaba con un área de inseminación, maternidad, destete y engorda. Durante las operaciones de la granja se contaba con un aproximado de 30 a 40 naves con 15 cerdos por nave. Los cerdos en pie parado eran comercializados en el Tecomatlán y el Estado de México. Contaban con la asistencia técnica de un veterinario, que era quien los asesoraba en temas de alimentación y cuidado de los cerdos. El proyecto de la granja lo iniciaron 45 ejidatarios y poco a poco fueron disminuyendo hasta quedar poco más de 10 integrantes. A cada miembro que decidía separarse de la organización lo notificaba a los miembros de la organización y se le daban una indemnización. No se sabe a ciencia cierta qué fue lo que ocasionó la finalización de las actividades, sin embargo, algunos ejidatarios mencionan que fue la mala administración de las finanzas. Experiencias similares documentadas hacen referencia a la mala administración de este tipo de iniciativas como una de las principales causas de su fracaso.